Ir al contenido principal

Entradas

Memoria de los santos Timoteo y Tito

“Es cierta esta afirmación, y quiero que en esto te mantengas firme, para que los que creen en Dios traten de sobresalir en la práctica de las buenas obras. Esto es bueno y provechoso para los hombres" (Tito 3, 8).
Entradas recientes

¡Feliz cumpleaños, Mauro!

Nuestro compañero Mauro celebró hoy su cumpleaños. Pedimos a Nuestro Buen Padre que derrame sobre él abundantes bendiciones y que lo aliente en su respuesta vocacional.

«Venid conmigo y os haré pescadores de hombres» (Mc 1, 17)

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,14-20): Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.» Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago. Jesús les dijo: «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.» Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.

Retiro del mes de enero

El día de ayer, el Señor nos regaló una tarde para compartirla con Él,  reencontrarnos con su Amor y renovar nuestra llamada a servirlo en los hermanos. Agradecemos a D. Joaquín, que nos predicó este retiro; sin duda sus palabras y su ejemplo sirvieron de aliento y estímulo para continuar nuestro camino.

Cumpleaños de Andrés

El día de hoy festejamos a Andrés en su cumpleaños y pedimos a Nuestro Buen Padre que ilumine su camino y lo fortalezca en su llamada vocacional. 

Memoria de San Vicente, diácono y martir

San Vicente, diácono de Zaragoza y mártir, que durante la persecución bajo el emperador Diocleciano hubo de sufrir cárcel, hambre, potro, láminas candentes, hasta que, en Valencia, en la Hispania Cartaginense (hoy España), voló al cielo a recoger el premio del martirio.

Memoria de Santa Ines

La vida de Santa Inés, mártir del siglo IV, que murió a los doce años por amor a Cristo, puede resumirse en las palabras de San Ambrosio: “No tenía aún edad de ser condenada, pero estaba ya madura para la victoria… Resultó así que fue capaz de dar fe de las cosas de Dios una niña que era incapaz legalmente de dar fe de las cosas humanas, porque el Autor de la naturaleza puede hacer que sean superadas las leyes naturales”. Que seamos capaces, a semejanza de Santa Inés, de entregarnos totalmente a Cristo, en cada uno de nuestros actos, para dar testimonio de Su presencia en el mundo.