martes, 8 de diciembre de 2009

NOVENA DE MARÍA INMACULADA

La fiesta de la Inmaculada, el 8 de Diciembre, es una fecha muy importante para nuestro Seminario de Ourense tanto en el Seminario Menor como en el Seminario Mayor. Por ello, como cada año, cuidamos la preparación de esta fiesta mediante la tradicional «Novena en honor a María Inmaculada» del 30 de Noviembre al 8 de Diciembre.

Durante esta novena, nos acompañan y ayudan con sus meditaciones sobre María a través de la Palabra, distintos sacerdotes de nuestra diócesis. Este año lo hicieron los más jóvenes que, a través de María Inmaculada, nos llevaron a un mayor conocimiento del Divino Maestro.



D. Félix Álvarez García nos habló de María en la Anunciación del Señor, D. Pablo López López de María en Caná, D. Óscar Martínez Caamaño nos mostró como María es mujer eucarística, D. José Manuel Armesto Santiso reflexionó sobre María junto a la Cruz, D. José Víctor Bernárdez Rodríguez sobre María en la Resurrección del Señor, D. Jorge Valado Cambeiro nos ayudó a comprender la presencia de María en el Cenáculo. El Domingo día 6, D. Santiago Fernández Carballo, desde Milán, nos envió una reflexión en la que nos mostraba la importancia de tener a María en nuestra vida. El sábado nos unimos a la Vigilia de oración en la parroquia de Santa Eufemia, en la que, ante el Señor presente realmente en la Eucaristía, reflexionamos sobre las siete palabras de María.


Y por fin el día grande, el día de la Solemnidad de María Inmaculada. Presididos por nuestro Obispo D. Luis y unidos a la comunidad del Seminario Menor celebramos la fiesta de su patrona. A la tarde, acompañados por las palabras de nuestro Rector D. José Ángel, invocamos a María como Madre de los sacerdotes y seminaristas.




Queremos dar gracias a Dios por darnos a su Madre. También damos las gracias a los sacerdotes que nos acompañaron en esta novena.

Por Segundo Fernández Movilla

1 comentario:

Santi dijo...

"La grandeza de María no consiste en el hecho de convertirse en Madre de Dios, porque ésta es la grandeza de Dios, sino en el hecho de haber dicho "sí" al gran encuentro que le había tocado el corazón" (don Giussani).
Queridos amigos del Seminario quisiera felicitaros la Navidad y desearos que como María tengamos el corazón abierto y preparado para el encuentro con Jesús; sólo Él nos hace grandes y verdaderamente felices.

onkeydown='return checartecla(event)'