martes, 29 de abril de 2014

Dos santos sucesores de Pedro

Este pasado 27 de Abril asistía a la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII en representación de todos nosotros uno de nuestros seminaristas. Nos contaba su experiencia de esta manera.


“Ciertamente ha sido una experiencia maravillosa. Palabras para describirlo. Ninguna. Aunque si tuviera que resumirlo en una frase seria esta: Ha sido una grandeza y una gracia espiritual tremenda y doy gracias a Dios por ello. El ambiente que había. La manera de expresar su afecto a estos dos grandes papas santos. Tanta y tanta gente que expreso su cariño y su cercanía. Su Fe en Dios a través de ellos. 


Éramos 2 millones y medio de personas repartidos entre la plaza de San Pedro, la vía de la Conciliación, El Castillo de San Angelo, los diversos puentes y numerosas plazas y calles de la Ciudad de Roma. Pero en todas ellas reinaba un ambiente de fiesta y a la vez de respeto, silencio y Oración.



La ceremonia transcurrió con total normalidad y devoción. Pudimos asistir a otro momento histórico debido a la presencia de nuestro Santo padre el Papa emérito Benedicto XVI. En el momento en que apareció en el sagrato de la Basílica y después nuestro Santo Padre Francisco se abrazó a él puedo decir que me emocione y conmigo toda la plaza de san pedro que estaba abarrotada.


Después de la ceremonia el Santo Padre como es costumbre saludo a los fieles dándonos y expresándonos su cariño e impartiéndonos su bendición.


Pido a los nuevos Santos que intercedan por nosotros ante nuestro Señor. Que a través de su modelo y ejemplo seamos personas de bien y caminemos hacia la Santidad”.


Crónica y fotografías: Yerai Fariñas Calvo (muchas gracias!!)

viernes, 25 de abril de 2014

FELIZ PASCUA

¡ALELUYA!          ¡RESUCITÓ!


Después de una intensa Semana Santa podemos gritar: ¡Aleluya, resucitó el Señor! Los seminaristas, además de participar en las celebraciones de la Catedral, también vivimos esos días santos en el Seminario. La noche del Jueves Santo estuvimos velando por turnos a Jesús-Eucaristía.

La noche del Viernes Santo acompañamos al Señor portando la urna de Cristo yaciente en la procesión por las calles de la ciudad.



El Sábado Santo a la mañana, algunos fuimos a la tradicional procesión de la Soledad (organizada por la parroquia de la Santísima Trinidad). Y todos juntos participamos en el Viacrucis que tuvo lugar en las parroquias de nuestro director espiritual, d. Santiago.



Damos las gracias a la gente del pueblo y a las hermanas de la Fraternidad Reparadora por dejar que nos uniésemos a esa bonita expresión de nuestra fe. Y a todos los que, en estas fechas centrales para los cristianos, habéis rezado de modo más intenso por los seminaristas y formadores del Seminario. Dios os lo pague animándoos con la alegría pascual.

miércoles, 16 de abril de 2014

el Jueves de los jueves


Mañana, “Jueves de los jueves”, la Iglesia celebra la Última cena en la que el Señor instituyó la Eucaristía, el sacerdocio y el mandamiento nuevo del amor. Si todos los jueves del año tienen un sabor eucarístico-sacerdotal es precisamente porque fue el Jueves Santo cuando Jesús “se hizo sacramento” en el pan y el vino, e instituyó a los Doce como ministros y dispensadores de tan admirable milagro.



Por ello pedimos una especial y más intensa oración en este día santo por las vocaciones sacerdotales y por los sacerdotes, en especial los más jóvenes, los enfermos y los que se sienten solos.



Con nuestra oración perseverante ante el corazón de Cristo Sacerdote, que sigue latiendo verdaderamente en el Santísimo Sacramento del Altar, que adoramos en la noche santa del Jueves al Viernes, conseguiremos del Señor de la mies numerosos trabajadores que sigan anunciando su Palabra y celebrando sus sacramentos.




Gracias. Ante Jesús Eucaristía los seminaristas nos acordaremos de todos aquellos que rezan por nosotros y que se encomiendan a nuestra oración.

Arrancando los motores de Semana Santa


Iniciamos la Semana Santa con un curso de dos días a cargo de d. José Manuel Domínguez Prieto, doctor en filosofía. Las distintas charlas orbitaron en torno a temas fundamentales de la madurez humana, cuestión de vital importancia para todos, pero si cabe de modo singular para unos, si Dios quiere, futuros presbíteros.




Agradecemos al profesor Domínguez Prieto que encontrase hueco en su apretadísima agenda, así como al equipo de formadores que organizase esta actividad.

(y gracias a d. Isaac por las fotos)
onkeydown='return checartecla(event)'