miércoles, 22 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD

Tras la escalada del Adviento llegamos a las puertas de la Navidad y, antes de ir con nuestras respectivas familias a disfrutar del merecido descanso tras finalizar el trimestre con sus respectivos exámenes, hemos celebrado anticipadamente el Nacimiento del Señor como seminario.

Tras la Eucaristía presidida por D. Ángel, hemos bendecido el Nacimiento Navideño que requiere horas de trabajo artístico, pero que nos sentimos compensados por el entorno que nos regala ese Misterio de Amor de Dios a los hombres en su Encarnación.

En la velada no podía faltar nada, detalle tras detalle y en ambiente idílico, hemos degustado una exquisita cena, cantando villancicos más o menos afinados pero con gran cariño al Niño que nos ha nacido y actuaciones estelares que nos depararon bastantes momentos memorables.








¡Que el Niño nazca en nuestros corazones!


miércoles, 8 de diciembre de 2010

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Insertos en el ambiente del adviento que nos llevará a la Navidad, nos centramos en la figura tan importante y querida como es Nuestra Madre, la Virgen María. Desde muy niños en el Seminario Menor, la novena de Mª Inmaculada nos embarga de ternura de hijos orgullosos de ser amados por la Madre del Cielo, espejo de pureza y entrega a Dios.

David Justo, como bedel de comunidad, dispuso todo para que del 30 de noviembre al 8 de diciembre, no faltara detalle. En esta ocasión los invitados han sido un elenco de profesores del Claustro del Instituto Teológico “Divino Maestro” quienes nos han presidido en los distintos días. Hemos así tenido la oportunidad de profundizar en el semblante y vida de la Virgen María con temas como: discípula del Señor, modelo de la Iglesia, mujer eucarística, fuente de caridad, mujer de esperanza, causa de nuestra alegría, madre de los jóvenes,…







Tras la Vigilia en la Parroquia de Santa Eufemia, el día grande lo compartimos con el Seminario Menor, que presididos por nuestro administrador Apostólico D. Luis, honran con esplendor a su gran patrona. Gracias hemos dar a nuestros profesores que nos ayudaron desde su testimonio y sabiduría a crecer devotamente en el amor a Mª. Inmaculada.




Mª. Inmaculada, ruega por nosotros.




onkeydown='return checartecla(event)'