viernes, 12 de noviembre de 2010

FIESTA DEL DIVINO MAESTRO

El 12 de noviembre celebramos la Fiesta del Divino Maestro con la Solemne Eucaristía presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de Tui – Vigo y administrador Apostólico de Ourense, Mons. Luis Quinteiro Fiuza.

Es un día que siempre aprovechamos para hacernos la foto oficial de la familia del Seminario en este curso 2010-2011. Desde aquí agradecemos a Fotopasión que siempre nos atienden con gran estima y profesionalidad ofreciéndonos sus servicios.

A las 12:30 h. escuchamos la Conferencia del Sr. Dr. D. Francisco M. Enríquez Pérez (Profesor de Pedagogía y Catequética) titulada “La búsqueda de un nuevo paradigma en catequesis”. Hizo un recorrido de la A la Z, poniendo de relieve distintas notas que han de caracterizar a los nuevos evangelizadores en el mundo presente siendo fieles a la encomienda que el Señor depositó en su Iglesia.


Hospitalidad, Familia, Eucaristía, Llamada, Mistagogía, Oración, Querer, Reiniciar, Testimonio, Unidad,… son algunas de las nociones básicas que han de acompañar la misión eclesial, no olvidar que la Iglesia es, a la vez, catequista y catequizada.

Terminamos con un delicioso almuerzo compartido con nuestros profesores.



Cristo siempre nuestro Maestro

jueves, 11 de noviembre de 2010

MAGOSTO EN STA. Mª DE ATÁS

El 11 de noviembre es la fiesta de S. Martín de Tours, Patrono de la Diócesis de Ourense, con motivo de tal evento, hemos disfrutado de un día de apacible convivencia. Este año, la excursión cultural nos condujo hasta las Médulas (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco - 1997) enclavadas en la comarca del Bierzo (León), donde conocimos más de cerca la pegada del hombre en la naturaleza para extraer el don preciado del oro. Un largo paseo por esa tierra rojiza, rodeados de castaños y robles, nos brindó la oportunidad de conocer mejor el gran trabajo de ingeniería de nuestros antepasados.

En la tarde, aceptando la invitación de D. Fernando, párroco de Santa María de Atás (Arciprestazgo de Cualedro), nos dirigimos hacia sus “dominios”. El rezo del Santo Rosario y la Eucaristía, presidida por D. Ángel, en honor de S. Martín, dieron paso una suculenta cena donde no faltó de nada (buen ambiente, sabrosa comida, música, castañas,…) todo un magosto “made in Ourense”.








Expresamos desde aquí nuestra gratitud a D. Fernando y sus feligreses por su generosidad. Unidos en oración.




sábado, 6 de noviembre de 2010

PEREGRINOS DE LA FE COMO EL PAPA EN SANTIAGO

El día 6 de noviembre quedará grabado para siempre en nuestros corazones por ser el día en que el Santo Padre visita tierras gallegas y, en concreto, Santiago de Compostela, y allí no podíamos faltar. “Chego como peregrino, entre os peregrinos”, nos decía Benedicto XVI, que manifestaba cumplido su anhelo de visitar la tumba del Apóstol Santiago.




Tras el desplazamiento en autobús desde Ourense que nos dejaría en los aledaños del estadio compostelano, cogimos rumbo a la Catedral para recibir al Santo Padre. Nuestros sentimientos oscilaban entre la emoción y la gratitud por la dicha de compartir en nuestra tierra una misma fe confirmada por Su Santidad.

Afincados en la nave azabachería con los demás seminaristas de las diócesis gallegas, al lado de los prelados, fuimos partícipes de lujo de la entrada del Papa Benedicto XVI recorriendo la Catedral Compostelana al compás del himno al Apóstol y balanceados al ritmo del incensario que hizo las delicias de los presentes dentro y fuera del templo.








El rostro del Sumo Pontífice era reflejo de la felicidad que brota de sentirse abrazado al Apóstol para continuar la misión que el Señor les confió: “Ser Peregrino de la fe, testigo de Cristo Resucitado”.

Tanta intensidad requería reponer fuerzas, para ello acudimos al Seminario Mayor, Monasterio de San Martín Pinario, para comer un manjar suculento que nos brindaron y que agradecemos enormemente.
Ya por la tarde nos dispusimos al momento culmen con la celebración de la Eucaristía presidida por el Santo Padre en una Plaza del Obradoiro abarrotada de fieles que esperaba con cánticos su llegada. En la misma nos invitaba a volver la mirada a la Europa que peregrina. Bienaventurados nos sentimos de compartir una misma fe, que el Apóstol Santiago nos bendiga y nos de la fortaleza que necesitamos en nuestro peregrinar hacia la meta del sacerdocio sirviendo a Dios en todo momento.




GRACIAS, SANTO PADRE
onkeydown='return checartecla(event)'