domingo, 24 de octubre de 2010

CELEBRANDO EL DOMUND

El mes de octubre posee un acentuado espíritu misional, en donde la celebración del Domund nos embarga recordándonos el mandato del Señor de llevar la Buena Nueva a todo rincón y a cada corazón.
Este año el lema “Queremos ver a Jesús” (Jn 12, 21) nos expone a una joven religiosa que con ternura acoge a una niña en sus brazos, imagen de la Iglesia que ve en cada rostro al mismo Cristo.
En nuestra vida comunitaria del seminario el pasado viernes recibíamos la gracia de contar con la presencia de D. José Luis, misionero comboniano en Ecuador y que reside actualmente en Santiago de Compostela. En el país ecuatoriano se inició en la diócesis de Esmeraldas, pasando luego a fundar la Parroquia de S. Pablo de Portoviejo pasando gran parte de su ministerio sacerdotal en este barrio marginal próximo a nuestra misión diocesana de Santa María Madre de Jipijapa, y posteriormente iría destinada a la zona denominada “La manga del cura” no exenta de problemas.


D. José Luis nos recordaba que la Iglesia como afirma el Magisterio es misionera por naturaleza (Ad gentes, 2) y acentuaba en sus experiencias la importancia de trabajar en equipo, con espíritu de comunión, “haciendo no solo cristianos” sino construir comunidades que serán fermento de evangelización.

El sábado nos presidió D. José Luis la Eucaristía y, por la tarde, asistíamos en la Parroquia de Cristo Rey a la Vigilia del Domund, organizada por el Seminario Mayor y presididos por D. José Pérez Domínguez, Vicario de Pastoral. Todo nos sirvió para disponernos a la Eucaristía dominical ofreciendo a Dios lo mejor de nosotros mismos.

“Renuevo a todos la invitación a la oración y, a pesar de las dificultades económicas, al compromiso de la ayuda fraterna y concreta para sostener a los jóvenes iglesias”
(Benedicto XVI)

lunes, 18 de octubre de 2010

RADIO MARÍA EN EL SEMINARIO

El lunes, 22 de octubre, hemos recibido la siempre agradable visita de los Cooperadores Voluntarios de Radio María Ourense, que siguen llevando a través de las ondas radiofónicas la voz de Cristo y su Iglesia.

Esta vez en la oración de Vísperas quisieron contar con la presencia del Seminario Mayor y ser altavoz para proclamar al declinar el día, las alabanzas del Señor en unión a toda la Iglesia. En las mismas, D. Ángel nos invitaba a compartir el mensaje de esperanza que siempre nos trae la Palabra de Dios y a rezar por el aumento de vocaciones a la vida consagrada y sacerdotal.

Apostolado y misión a través de las ondas, que el mundo crea en la misericordia de Dios y en la Salvación que nos trae su Hijo Jesucristo, a través de María, y por la acción del Espíritu Santo.


Con María y en María, la Familia Mundial de RADIO MARÍA cumplirá la misión que el Señor nos encomienda hoy a todos a través de la radio.



viernes, 15 de octubre de 2010

FIESTA DE SANTA TERESA DE JESÚS

En la fiesta de Santa Teresa de Jesús nos unimos a la Comunidad de las Carmelitas Descalzas para celebrar solemnemente la Santa Misa que nos presidía el M. I. Sr. D. Ramiro González Cougil.

Es siempre motivo de alegría el honrar a esta gran santa canonizada en 1622 y reconocida el 27 de septiembre como Doctora de la Iglesia por Pablo VI.


"Dios no ha de forzar nuestra voluntad; toma lo que le damos; mas no se da a sí del todo hasta que nos damos del todo".

(Santa Teresa de Jesús)

lunes, 4 de octubre de 2010

INAUGURACIÓN DEL CURSO 2010-2011

El 4 de octubre tuvimos la Solemne Apertura del Curso Académico 2010-2011, en donde en unión con nuestro Administrador Apostólico D. Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de Tui-Vigo, fuimos convocados a las 11: 00 de la mañana para celebrar la Eucaristía, presidida por Mons. D. Luis, el cual nos animó a no quedarnos en un puro conocimiento ni al cultivo de unos valores humanos ya que el Seminario ha de ser la “escuela de Jesús” haciendo hincapié en la importancia de la vida de oración personal y comunitaria. Tras la homilía, tuvo lugar el juramento del Claustro de Profesores.



Ya a las 12:30 h. el Acto Académico corrió a cargo del Lic. D. José Pérez Domínguez que nos deleitó con la lección inaugural versada sobre “La Oración Pastoral en S. Elredo de Rieval”, figura cisterciense señera del S. XII destacando en el ejercicio de la caridad, en la lucha contra la falta de formación y la anemia espiritual, todo ello embargada de su profunda confianza en la Providencia divina.


Finalizaba el acto con las palabras de apertura de D. Luis manifestando el gran interés por el Seminario, esperanza firme de un futuro mejor.




Al mediodía compartimos el suculento menú en un clima de fraternidad entre docentes y seminaristas. Por la tarde, en los campos de Seminario Mayor competían ambos seminarios por llevarse el triunfo futbolístico con un resultado bastante evidente que reflejaba el estado de forma de ambas escuadras: Seminario Mayor 2 Seminario Menor 7.



onkeydown='return checartecla(event)'