domingo, 28 de marzo de 2010

INSTITUCIÓN DE MINISTERIOS Y ORDENACIÓN DE DIÁCONOS

La Diócesis de Ourense celebró por todo lo alto en el Seminario de Ourense una jornada memorable de gran entusiasmo por la ordenación de tres diáconos (Florentino, Jacobo y Segundo) y la institución de un acólito (Juan Fernando) y un lector (José).



La celebración de la Eucaristía estuvo presidida por Mons. Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de Ourense, concelebrada por un grupo numeroso de sacerdotes, además de religios@s, fieles y familiares de los protagonistas.


Después de la proclamación del Evangelio, el Sr. Rector del Seminario Mayor llamó uno por uno a los candidatos que fueron presentados al Sr. Obispo.


Y tras la homilía del Sr. Obispo tuvo lugar la institución de José García como Lector



mediante la entrega de la Sagradas Escrituras, que evocan el ministerio que se le confía.



Juan Fernando fue instituido Acólito,


recibiendo de manos del Sr. Obispo la patena con el pan y el cáliz con el vino que le recuerdan su servicio al altar del Señor.


Los candidatos al diaconado tras ser presentados ante el Sr. Obispo y ante la comunidad reunida, éste le pregunta al Sr. Rector sobre la idoneidad de los candidatos, haciendo éstos, a continuación, las promesas.


Los candidatos se postran en el suelo y se cantan las letanías para invocar la mediación de Jesucristo y la protección e intercesión de los santos sobre los candidatos.


A continuación, el Sr. Obispo en silencio impone las manos sobre los candidatos, reza la oración consacratoria y son revestidos por sus párrocos con la estola cruzada y la dalmática.






Finalmente, reciben los Santos Evangelios de los que han sido constituidos mensajeros y reciben el abrazo del Sr. Obispo incorporados al seno del presbiterio diocesano.


Al término de la celebración: fotos para inmortalizar esos momentos, felicitaciones, abrazos de la familia y ágape fraterno en el claustro del Seminario.


Felicidades a todos, lo mejor está por llegar, el esfuerzo de cada día, a lo largo de los años de formación, siempre queda minimizado por la grandeza de estos momentos, donde el amor de Dios se muestra para decirnos: Cuento contigo y eternamente a tu lado estaré.

Gracias Señor.

No hay comentarios:

onkeydown='return checartecla(event)'