miércoles, 11 de marzo de 2009

Retiro Espiritual en Los Milagros


Hoy miércoles, suprimimos el horario de clases para dedicarnos a algo fundamental y necesario en la vida de todo seminarista, como es la oración. Un día sin clases, sin exámenes para olvidarnos de todo y centrarnos en la oración.

Habitualmente tenemos un retiro mensual que coincide en sábado para no interrumpir las clases, pero con motivo de las próximas ordenaciones diaconales y de los ministerios, este retiro es de especial importancia no solo para los ordenandos sino también para toda la comunidad.

Puestos en las manos de María, a primera hora de la mañana, partimos hacia el Santuario de los Milagros, donde nos acompañó un tiempo muy agradable.

Allí D. José, nuestro Director Espiritual, nos dirigió el retiro que constó de tres partes: en la primera meditación, analizó el texto de Jesús y la samaritana (Jn. 4, 1-26) bajo el titulo “Encuentro de dos sedientos”

Nos invitó a reflexionar sobre la sed que Jesucristo tiene de nosotros, de nuestro amor y entrega y sobre la sed que nosotros debemos tener de Él como la verdadera “Fuente de Agua Viva”.

En la segunda meditación y con motivo del Año Santo Paulino, profundizó en la vocación de San Pablo, con el título “Apóstol por la gracia de Dios” haciendo énfasis en el discernimiento vocacional.

No es lo mismo vivir la vida como una opción personal, que vivirla como vocación.


Concluimos la mañana con la Eucaristía recordando la vocación del profeta Jeremías.

Agradecer una vez más a la comunidad de los PP. Paúles de los Milagros por la acogida que nos dieron.

Por José Benito Pérez Lopo


2 comentarios:

Santi dijo...

Que envidia me dais, que suerte tenéis de vivir estos momentos tan importantes y hermosos... No puedo estar con vosotros físicamente pero contad con mis oraciones. Un abrazo fuerte y felicidades. Ánimo. Hasta pronto.

Félix. dijo...

Eu conto estar convosco mañá.

Unha ledicia, irmanciños.

Mirai que non tendes tempo e tempo para pensar as cousas e rezalas, falalas,... pois a aproveitalo que despois pasa o que pasa (o tempo, sobre todo, jeje)

Unha cordial bendición.

onkeydown='return checartecla(event)'