domingo, 1 de febrero de 2009

Cine: El aceite de la vida


Año de producción: 1992

País: Estados Unidos

Dirección: George Miller

Intérpretes: Nick Nolte, Susan Sarandon, Peter Ustinov, Kathleen Wilhoite, Gerry Bamman, Zack O'Malley Greenburg, Margo Martindale, Ann Hearn.

Guión: George Miller, Nick Enright

Fotografía: John Seale

Duración: 129 min.

Género: Drama

“El aceite de la vida” es una película inspirada en una historia real, que trata sobre un niño llamado Lorenzo Odone, hijo único de unos inmigrantes italianos afincados en Estados Unidos, que a los 3 años de edad empieza a padecer una enfermedad neurológica (adrenoleukodistrofia) para la cual la ciencia no tiene casi respuestas. Poco a poco el niño empezará a sufrir las consecuencias de esta dolencia desconocida, para la cual no existen tratamientos médicos. A pesar de todo, sus padres tratarán de agotar todos los recursos humanos existentes, para poner remedio al mal de su hijo.

Como actores principales podemos destacar la genial actuación de Susan Sarandon, por la que fue nominada al oscar, y el más que correcto papel de padre, interpretado por Nick Nolte.

El ritmo de la cinta no decae en ningún momento, aunque al principio el desarrollo de la misma pueda parecer algo lento, poco a poco va involucrando al espectador en una historia de la que no será capaz de salir, hasta llegar a su término, especialmente por lo interesante de su trama, que fue reconocida por la Academia de los oscar con una nominación al mejor guión original.

Nos encontramos con un drama, paradójicamente lleno de optimismo y esperanzador, que plantea temas tan humanos como la lucha tenaz contra la adversidad, el instinto de supervivencia, o el conflicto entre lo políticamente correcto y la necesidad de actuar ante la premura de una situación límite.

El film posee grandes virtudes, como la de recordar de lo que somos capaces los seres humanos con perseverancia y espíritu de sacrificio, y sobre todo de lo que son capaces la inmensa mayoría de los padres por conseguir la felicidad de sus hijos.

Una cosa deja clara la película, que el motor que mueve a la superación del hombre, no es la competencia, ni el dinero, sino el corazón.


Trailer:
http://www.youtube.com/watch?v=CxkylRxJxh8


Por Jacobo Curto Polo

No hay comentarios:

onkeydown='return checartecla(event)'