miércoles, 3 de diciembre de 2008

“La consagración de la Prensa Católica Española a la Inmaculada Concepción. 8 - XII - 1904”

“Vos fuisteis feliz, hija mía, felicísima en el día de vuestra primera comunión, y más aun en el de vuestra profesión religiosa. Yo mismo conocí lo que significa ser feliz en el día de la ordenación sacerdotal. Pues bien, reunid toda esa felicidad, añadidle otras más aun, multiplicadlas sin medida para formar todas juntas una sola felicidad, y tendréis así una pequeña idea de lo que experimentó el Papa el día 8 de Diciembre de 1954”.


De esta forma tan curiosa respondió el beato Pío IX a una monja del Asilo de niños de Imola, a la pregunta de qué había sentido al proclamar dogma de fe el misterio de la Inmaculada Concepción de María.





Cincuenta años después, la Asociación Nacional de la Buena Prensa, que tenía como lema “Caridad, Sacrificio, Verdad”, celebra la proclamación de la bula dogmática Ineffabilis Deus, con una publicación en la que se recogen, encuadernados, los distintos números extraordinarios que la prensa católica (revistas, boletines, hojas volantes…) dedica al recuerdo de una fecha tan emblemática para el mundo católico.


En la Biblioteca del Seminario conservamos un ejemplar de este homenaje del que mostramos algunas imágenes que dan idea aproximada del cariño con que se seleccionaron textos, noticias, imágenes, al margen de la belleza tipográfica que nos lleva al modernismo, al art decó. Las publicaciones recogidas son, por orden de encuadernación las siguientes: La Avalancha (Pamplona), La Lectura Dominical (Madrid), El Propagador de la Devoción a San José (Barcelona), La Buena Prensa (Zaragoza), La Hormiga de Oro. Ilustración Católica (Barcelona), El Pilar (Zaragoza), El Adalid Seráfico (Sevilla), Semanario Católico de Reus, El Iris de la Paz (Madrid), La Voz de S. Antonio (Loreto), La Reconquista (Gijón), El Castellano (Toledo), Faro Andaluz (Sevilla), La Academia Calasancia (Barcelona), La Fraternidad Cristiana (Lérida), La Obra de San Miguel (Madrid), La Sinceridad (Caspe) y La Bona Causa (Inca).

Son incontables las obras, tanto libros como revistas que podremos encontrar en nuestra biblioteca y que centran su atención en la “Alegría de Nazaret”, como llama el padre José Luis de Oseira a la Virgen María, pero esta colección de prensa de 1904 se nos antoja idónea para homenajear a Nuestra Madre: copatrona de la Catedral de Ourense, en la que ocupa el eje central de la basílica por dos veces (retablo mayor y capilla del deambulatorio), titular del Seminario Menor y “Alegría del Seminario Mayor”.









Por Alejandro Delgado Arce

No hay comentarios:

onkeydown='return checartecla(event)'