lunes, 8 de diciembre de 2008

II Domingo de Adviento



Monición de Entrada





En este segundo domingo continuamos viviendo el Adviento en clave de "preparación". La creación entera se prepara para la venida del Señor en Isaías. Y en el evangelio, Juan Bautista toma el relevo y anuncia al que es fuerte y trae el Espíritu. Mientras llega el día del Señor, el día en que veremos el cielo nuevo y la tierra nueva, la Iglesia recuerda con la carta de Pedro la paciencia de Dios y la necesidad de prepararse para ese encuentro en paz con él.


Cada mañana Dios sigue llamando a los cristianos para que sean con sus vidas, como Juan Bautista, señales que hablen al mundo de la venida del Señor.





Preces




Para que cuando sintamos que predicamos en el desierto y nos faltan las fuerzas, siguiendo el ejemplo del Bautista, continuemos gritano al mundo: "ya viene el Señor".
Roguemos al Señor.


Para que imitando a María todos los cristianos guardemos y meditemos lo que Dios nos dice a lo largo de este tiempo.
Roguemos al Señor.


Para que la Iglesia sea imagen de Cristo en el Santo Padre, en los Obispos y sacerdotes, y así suscite en los jóvenes la vocación a la vida consagrada.
Roguemos al Señor.


Para que nuestros dirigentes sepan ejercer bien su trabajo, iluminado por el Espíritu Santo, y así nos lleven por el camino correcto.
Roguemos al Señor.


Para que todos nosotros, como Juan en el seno de Isabel nos alegremos al encontrarnos con Jesús que viene.
Roguemos al Señor.





Por Segundo Fernández Movilla, Rubén Conde Martínez, José Benito Pérez Lopo

No hay comentarios:

onkeydown='return checartecla(event)'