miércoles, 12 de noviembre de 2008

Oración (de la Misa del Divino Maestro)


Oh Dios, que en la plenitud de los tiempos

has hablado a los hombres

en la persona de tu amado Hijo,

concédenos reconocerlo

como Maestro y Señor,

seguirle fielmente como discípulos

para llevar la luz de su verdad

y el fuego de su amor

a la inteligencia y el corazón

de todas las gentes.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

No hay comentarios:

onkeydown='return checartecla(event)'