sábado, 29 de noviembre de 2008

I Domingo de Adviento (B)


MONICIÓN DE ENTRADA

Con el Adviento, comenzamos hoy un nuevo año litúrgico, que es un tiempo de esperanza responsable y vigilante. En este primer día de Adviento se nos invita a prepararnos para acoger la presencia de Dios en nuestras vidas. Estamos llamados en este tiempo de forma especial, a reavivar nuestra fe, para vivirla mejor y transmitirla a los demás con verdadero gozo y alegría, en un continuo proceso de conversión. Eso es lo que nos dará confianza y ánimos en nuestro caminar de cada día. Por tanto, abramos los ojos, y sobre todo el corazón para que la venida del Salvador se haga ya realidad en nosotros.


PRECES


1. Por el Papa, los obispos, sacerdotes, diáconos y laicos comprometidos, para que guíen a su pueblo al encuentro con el Señor. Roguemos al Señor.

2. Por los gobernantes de todas las naciones, para que reconozcan la necesidad de buscar en Cristo la razón de ser de sus gobiernos en la lucha por la paz verdadera. Roguemos al Señor.

3. Por los pobres, marginados, enfermos y desamparados que no tienen pan, techo ni con que abrigarse, para que compartamos con ellos lo que tenemos. Roguemos al Señor.

4. Por los padres e hijos, para que construyan la unidad familiar con Cristo como centro de sus vidas. Roguemos al Señor.

5. Por todos nosotros, para que no dejemos de nuevo, pasar sin más este tiempo de Adviento que nos invita a abandonar los resentimientos que impiden que nuestras heridas siguan sin curar. Roguemos al Señor.
Por Jacobo Curto, Juan F. Sánchez, Samuel Pereira, Alvaro Carrera, Rubén Gómez Cid.

No hay comentarios:

onkeydown='return checartecla(event)'