jueves, 20 de noviembre de 2008

Adoración Eucarística por las Vocaciones


Como cada jueves, de 19.00 a 21.00 h., la Comunidad del Seminario Mayor haremos dos horas ininterrumpidas de adoración eucarística por las Vocaciones. Os invitamos a uniros a nuestra adoración, desde donde os encontréis, orando por nuestra respuesta fiel y para que muchos jóvenes acojan humilde y generosamente la llamada de Dios.


Os proponemos hoy para la meditación unos textos de San Agustín sobre la Eucaristía:



“Cualquier hombre que lleve un obrero a su viña podrá darle pan, pero no a sí mismo. Cristo se da a sí mismo a sus obreros; se da a sí mismo en el pan y se reserva a sí mismo como salario. No hay motivo para decir: ‘Si le comemos ahora, ¿qué tendremos al final?' Nosotros lo comemos, pero él no se acaba; alimenta a los hambrientos, pero él no disminuye. Alimenta ahora a quienes trabajan y les queda íntegro el salario. ¿Qué vamos a recibir mejor que él mismo? Si tuviese algo mejor que él mismo, lo daría, pero nada hay mejor que Dios, y Cristo es Dios” (1).


“El maná era signo de este pan. Signos de la persona de Jesús eran todas aquellas cosas. Ustedes van tras el amor de los signos y desestiman al que era significado por ellos. No les dio Moisés pan del cielo. Dios es el que da el pan. ¿Y qué pan es ése? ¿El maná tal vez? No; es el pan que el maná significó, es decir, el mismo Señor Jesús” (2).


“Les he recomendado un sacramento ( la Eucaristía ); entendido espiritualmente, los vivificará. Aun cuando es necesario celebrarlo visiblemente, conviene, sin embargo, entenderlo espiritualmente” (3).


“Acerquémonos a él y seremos iluminados, no como se acercaron sus compatriotas, y fueron cegados. Ellos se acercaron a Jesús para crucificarlo; nosotros acerquémonos para recibir su cuerpo y su sangre. Ellos, debido al Crucificado, quedaron en tinieblas; nosotros, debido al Crucificado, somos iluminados” (4).


San Agustín: (1) Sermón 229 E, 4. (2) Comentario al Evangelio de san Juan 25, 13. (3) Comentarios a los salmos 98, 9. (4) Comentarios a los salmos 33, s.2, 10.


Por David Justo Rodríguez

4 comentarios:

Santi dijo...

Sin duda que los momentos más importantes de mi vida en el Seminario fueron los que he pasado delante del Señor expuesto (anque tantas veces non tiña "gana dela"); y sin duda que ahora son los que más echo de menos. Felicidades por el artículo David. Unha aperta.

hugo dijo...

weno pos inda k eu non aproveitei moito eses momentos diante do señor..eran momentos moi bonitos..rezade por todos os que se foron para que sigan acordandose do Señor..unha aperta dende lugo para todos

sacaries dijo...

mayo del 68 en Tortosa

El curso 1967-68 empezó a gestarse el espíritu del mayo del 68 al seminario de Tortosa. Los alumnos de quinto, aconsejados y apoyados por los canónigos y curas licenciados, propusieron al rector, que también era partidario, y al señor obispo Moll y Salord seguir con sexto de bachillerato y Preu para hacer una carrera a la universidad antes de hacer los estudios de teología. El curso 68-69 se dejó de estudiar primer curso de *filosofía para hacer sexto de bachillerato, cuando pasaron a vivir al seminario mayor y tener derecho a una habitación individual y una serie de derechos y privilegios personales. Fue un curso en que se consiguieron muchas libertades personales que dejaban desarrollar las personalidades de cada uno . Pese a que la sotana era el uniforme diario y perpetuo de todos los estudiantes del seminario mayor, por debajo se escondían unas inquietudes muy lejanas del espíritu que representaba la sotana. había dos actitudes de lucha contra lo establecido: -la de los que hacían sexto de bachillerato preocupados en obtener un buen nivel para superar el Preu y las pruebas de madurez para entrar a la universidad, hacer una carrera y ser licenciados. Los que hacían sexto estaban metidos en la lucha por seguir haciendo Preu el curso siguiente, porque había presiones por volver a los estudios de filosofía escolástica y olvidar el Preu. -la de los que seguían los estudios de filosofía o teología, con el latin como lengua vehicular y con una formación para llegar a ser curas, más preocupados por los problemas sociales y las ideas progresistas que emergían y más implicados en los movimientos progresistas del momento que surgían en el seno de la iglesia ( JARC, HOAC, JIC, JOC y otras ) y que los enfrentaban a los rectores del seminario. Todos tenían unas inquietudes similares para colaborar con el catecismo y las actividades de las parroquias; todos tenían una vida organizada alrededor de las parroquias y el personal que colaboraba, los fines de semana. Cada uno vivió de forma muy diferente la libertad que suponía poder salir libremente por Tortosa. Cómo es natural, había muchas reuniones por grupos donde se trataban todos estos temas. Ciertamente estaban muy alejados de los hechos del mayo del 68, pero a partir del mes de abril del 68 se pusieron las bases para la organización del curso siguiente: desapareció la sotana de la vida cotidiana y cada uno podría elegir sus obligaciones y derechos y la forma de adaptarse a las normas del seminario. Los dos cursos siguientes fueron una manifestación de la libertad individual en frente de las normas del seminario y de meditar para planificar el futuro. Las reuniones eran constantes y la libertad personal llegó el centro de la vida del seminario. El curso 69-70 los que habían hecho sexto siguieron haciendo Preu para presentarse como libres al instituto de Tortosa en septiembre y tras aprobar Preu hicieron las pruebas de madurez a la universidad de Barcelona, también superadas con éxito para empezar una carrera el curso siguiente, la de filosofía, de entrada El mes de septiembre fue un mes intenso de negociación para hacer primero de filosofía a la universidad de Barcelona. Al final consensuaron hacer filosofía escolástica y las asignaturas del primer curso de la universidad. El curso 70-71, se hozo un horario para hacer compatibles las asignaturtas de primero de filosofía escolástica y las de Barcelona. Cada semana uno iba a clases a Barcelona y pasaba los apuntes en las horas que tenían asignadas como clase; va hubo algún enfrentamiento con el profesor de filosofia escolástica; los demás profesores se adaptaron a los dos temarios que compartían. Este curso fue muy movido con reuniones para planificar el futuro de forma diferente, habiendo visto que aquello no era la solución. decidieron seguir el curso siguiente en Barcelona estudiando la carrera que cada uno decidiese, viviendo en pisos y participando y colaborando en la vida religiosa de las parroquias. Por otra parte, el obispo y su entorno tampoco veía claro el nivel de "libertinaje" que se vivía en el seminario (ni la misa era obligatoria: cada uno hacía lo que quería) y decidieron volver a la disciplina y a la estructura educativa y de formación intelectual previa al curso 67-68 . Los que habían hecho primero de filosofía entre Barcelona y Tortosa se presentaron al obispo para presentarle su proyecto; previamente habían hablado con el rector que no lo vio tan mal. La sorpresa fue inmensa: se cerró en banda y dijo que no había nada que discutir y que ya diría él cómo se estructuraría el curso siguiente, dando a entender que nada de Barcelona, nada de seguir con la carrera empezada y que sólo se haría segundo de filosofía escolástica, reforzando las materias que no se habían hecho como es debido en primero. Durante el mes de mayo se hicieron reuniones de grupos, de curso y entre cursos y se decidió dejar el seminario e ir a Barcelona por libre y olvidando la relación con la iglesia y su doctrina Al mes de junio decidieron marchar: -17 de los 18 que habían hecho Preu -9 de los 10 que habían hecho primero de carrera -6 de los 7 que habían hecho primero de teología -7 de los 8 que habían hecho segundo de teología

Segundo dijo...

Moitas grazas polos comentarios. É unha forma de que valoremos o que temos. A verdade e que é Xesús o que da sentido as nosas vidas e o que nos fai realmente felices. Por iso pedimos que sexan moitos os xóvenes que busquen a felicidade nunha entrega total a Cristo. ¡MERECE A PENA! Non nos esquecemos dos que xa non estades aqui. Rezamos para que non teñades medo nin ó Señor, nin ó que el vos pida, nin a entregarlle líbremente toda a vosa vida.Ainda que non aproveitásedes moito os momentos diante do Señor Él seguro que disfrutou moito ó vervos cerca del. Unha aperta. Non vos esquecemos. ¡NON TEÑADES MEDO A SER REALMENTE FELICES NO SEÑOR!¡ÉL NUNCA NOS FALLA!.

onkeydown='return checartecla(event)'